Si llevas un tiempo en LinkedIn, estoy seguro de que ya has leído o escuchado sobre el Social Selling Index, ¿cierto? Pues bien, he querido escribir este artículo para que hablemos sobre él y, sobre todo, para contarte qué hay detrás de esta “nota” que le pone LinkedIn a nuestro perfil y la forma como lo utilizamos.

El Social Selling Index es un KPI que te ayudará a medir tu evolución y presencia en LinkedIn. Y, como todo KPI, es muy útil para tomar decisiones que nos ayuden a mejorar nuestros resultados.

Es cierto que el SSI puede ser uno de los KPI más importantes para que analicemos nuestra presencia en LinkedIn, pero recuerda que no es el único. Existen otras métricas que, para mí, resultan muy útil al momento de analizar mis resultados en esta querida red social, y de ellos te contaré más adelante.

Aquí puedes revisar cuál es tu SSI actual.

¿Cómo analizamos el resultado de nuestro Social Selling Index?

Si has revisado tu SSI en este momento, verás que te aparece un cuadro como este:

Cuadro que se muestra como resultado de medir el Social Selling Index
Ejemplo de resultados de Social Selling Index

La imagen anterior es mi resultado de SSI y la dejo de ejemplo para enseñarte a “leer” sus KPI’s.

Lo primero que debes de tener en cuenta, es que se analizarán 4 variables dentro de tu perfil y cada una te dará un puntaje sobre 25.

1.Variables de Social Selling Index

Estable tu marca profesional

Aquí, LinkedIn evalúa qué tan relevante resulta tu perfil para la comunidad. Lo que se analiza en esta variable está directamente relacionado con tu estrategia al completar cada sección de tu perfil. Como siempre menciono, debes de tener definido un objetivo antes de completar tu perfil. Así sabrás cuáles son tus palabras claves, tu propuesta de valor y podrás orientarte e inspirarte para escribir un “Acerca de” que cuente la historia de quién eres y porqué haces lo que haces. No dejes de lado el banner y la foto de perfil. Recuerda siempre que todo comunica.

Encuentra a las personas adecuadas

Recuerda que LinkedIn promueve el relacionamiento genuino y de valor entre las personas de la red. Por esa razón, en esta variable evalúan tu estrategia de prospección o networking. Aquí tendrán en cuenta qué tan bien utilizar el buscador, ya sea e la versión gratuita o pagada; y cómo construyes relaciones con tu comunidad. Ten presente que, como parte de tu estrategia, debes definir a tu cliente ideal para que puedas encontrarlo en LinkedIn y empezar una relación desinteresada y a largo plazo con él.

Interactúa ofreciendo información

¿Cómo se construyen las relaciones? ¡Interactuando, claro que sí! En ese sentido, LinkedIn evalúa en esta variable la forma en la que interactúas con tu red de contacto o con tus contactos en 2do o 3er grado. LinkedIn es un lugar para compartir información de valor. Y esto no se hace únicamente desde el contenido, sino que debe complementarse con los comentarios, reacciones, mensajes o posts de otras personas que decides compartir. Interactúa sin miedo, pero con mucho tino y respeto. Hazlo siempre desde la intención de aportar a la conversación de forma educada.

Crea relaciones

Como consecuencia de las variables anteriores, sin duda, crearás mejores relaciones. En esta variable, LinkedIn evalúa la forma en la que haces crecer a tu red de contactos y cómo te ganas la confianza de ellos poniendo en práctica las buenas prácticas.

2.Comparación con nuestra red

Además de evaluar las 4 variables que revisamos anteriormente, LinkedIn comparará tu perfil con los de otros profesionales del sector al que indicaste pertenecer y con tus contactos de primer grado. La forma de puntuar este resultado es invertida, por lo que si tu puntaje es de 5%, quiere decir que si fueran 100 personas, tú estarías en el puesto. Entonces, mientras menor sea el puntaje de este indicador, mejor te está yendo en LinkedIn.

Hasta aquí, la conclusión a la que podemos llegar es que, para tener un buen puntaje de SSI, debemos de:

  1. Tener un perfil completo y estratégico.
  2. Buscar y encontrar a nuestro cliente ideal, previamente definido.
  3. Aportar valor desde nuestras interacciones.
  4. Que nuestra estrategia de posicionamiento, en conjunto, nos permita crear relaciones de largo plazo.

Otras métricas a considerar

Como te comenté al inicio, el SSI es una KPI muy importante, pero no es el único.

Otras métricas que yo siempre tengo en cuenta y que les recomiendo analizar a mis alumnos y clientes, de forma periódica, son:

Apariciones en búsquedas: Este dato te dará una idea de cómo funcionan tus palabras claves, ya que te dirá por cuáles ha aparecido tu perfil.

Quiénes visitaron tu perfil: Así podrás saber en qué tipo de profesionales estás generando interés y si eso está alineado con tu estrategia. Además, también podrás analizar cuántas de las personas que visitaron tu perfil, te invitaron a conectar.

Crecimiento de tu red: Puedes llevar un seguimiento de cómo va creciendo tu red en contactos y/o seguidores. Este dato no lo arroja LinkedIn de forma predeterminado, pero lo puedes consolidar en un cuadro de excel para que veas tu crecimiento mes a mes. Aquí podrías separar o analizar este crecimiento entre las personas que te invitaron a conectar o te siguieron, y los que aceptaron tus invitaciones.

Mensajes internos: Igual que la variable anterior, podrías llevar la cuenta de los mensajes internos que recibes. Esto será muy útil si, dentro de tu estrategia, es un punto importante a resaltar. De igual forma, podrías incluir una sub variable que indique cuántos mensajes has enviado y cuántos de esos mensajes te han respondido.

Citas conseguidas: Sin duda, el trabajo que hacemos en LinkedIn tiene como propósito conseguir clientes. Y, para medir si nuestra estrategia va por buen camino, las citas que logremos conseguir en un período determinado de tiempo, son un gran indicador.

Ventas: Podríamos estar tentados a creer que las ventas que cerramos desde LinkedIn son la variable más relevante, pero no es así necesariamente. Recuerda que la venta es una consecuencia de todo tu esfuerzo y dedicación en implementar tu estrategia. Y que, además, con cada publicación e interacción, estás llegando a personas que te observan aunque no estén interactuando contigo. Por lo tanto, no dejes de persistir en LinkedIn, porque tus esfuerzo de hoy podrían llevarte a tener ventas silenciosas más adelante.

Si quieres saber qué son las ventas silenciosas y cómo conseguirlas, no dejes de leer el siguiente artículo:

El análisis de todos estas métricas, tiene sentido cuando te ayuda a ver con perspectiva los resultados de tu estrategia actual. Olvídate de las métricas egocéntricas o vanidosas, como los likes en un post. Recuerda que lo importante en crear vínculos o relaciones de valor que te aporten a ti y a tu red de contactos dentro de LinkedIn. No te aportaría nada tener un post con mil reacciones si no te genera invitaciones a conectar o conversaciones por interno, por ejemplo.

Recuerda siempre que una casa no se empieza a construir desde el tejado. Decide cuál va a ser tu objetivo en LinkedIn y tómalo como la base de tu estrategia para que, a partir de él, tomes acciones que te lleven a conseguirlo. Mide en el camino para que sepas qué te está funcionando y qué podrías mejorar.

¿Conocías el Social Selling Index? ¿Quisieras que analice alguna métrica con mayor detalle? ¡Cuéntamelo en comentarios, que yo estaré feliz de leerte y ayudarte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.